.

lunes, 12 de julio de 2021

LOS IBEYIS. LOS GEMELOS HIJOS DE CHANGÓ (IBEIJADA)


Santos: 
San Cosme y San Damián.

Día de la semana: 
Domingo.

Colores y collares (Elekes):
Los colores y collaress son los mismos que los de Oshun y Chango, los padres de Ibeyis.

Animales:
Porcinos, ovinos, caprinos, terneros y asnos. Hombres que sufren impotencia u otros problemas sexuales solo ofrecen a los testículos de estos animales.

Alimentos de ofrenda: 
Caramelos y dulces.

Hierbas: 
Palma, calabazas, ciruela de coco, maíz, gema, palma de sagú, zapote, tomate. 

Adornos:
Los Ibeyis siempre debe vestirse de manera idéntica. Sus figurillas deben estar atadas o encadenadas para asegurar que no se van a separar.

Pataki:
Obatalá era conocido entre los demás Orishas por su generosidad.

Sus hábitos ahorrativos le aseguraban tener suficiente dinero para ayudar cualquiera que necesite ayuda. Desafortunadamente, se corrió la voz de que mantenía dinero en su casa. Le robaron muchas veces. Trató de poner su dinero bajo la cama. Intentó ponerlo en el techo. Enterró su dinero en la yarda. Sin suerte. Cada vez que encontraba un nuevo escondite para su dinero, los ladrones entraban cuando él estaba llevando mensajes a Olodumare. Obatalá siempre que volvía a casa la encontraba vacía. No podía soportarlo más, estaba cansado de que le excavaran el suelo y le derribaran los muros los ladrones. Fue a Ochosi y le dijo:

- "Hazme la escalera más larga del mundo y un gran saco fuerte" le dijo.

Cuando Ochosi terminó de trabajar y le trajo la escalera y el saco, Obatalá se fue a su casa y llenó el saco grande con dinero. Luego se fue al medio del bosque. Encontró el árbol más alto del mundo y usó su escalera para subir a la cima. Allí, Obatala colgó su bolsa de dinero.

Los Ibeyi lo había visto todo. Corrieron a buscar a Changó. 

- "¡Changó, Changó! Sabemos dónde está el dinero de Obatalá", dijeron gritando. "¡Lo vimos esconderlo en la copa de un árbol!"

Esta noticia hizo muy feliz a Chango. Sus fiestas y borracheras habían sido financiado muchas veces con dinero de Obatalá. Él ahora tenía la oportunidad de obtener dinero para beber el resto del mes. Changó estaba orgulloso de sus muchachos.

- "Mostradme dónde está", les dijo. Y partieron hacia el bosque.

Chango y los Ibeyis encontraron el árbol, pero Obatalá lo había rodeado con feroces animales salvajes que atacaban a cualquiera que se acercara.

Chango pensó y pensó y se le ocurrió una idea.

- "Dadme vuestros caramelos", le dijo a los Ibeyis. "Cuando tengamos el dinero, os compraré el doble ".

- "Que sea tres veces más", dijeron los gemelos codiciosos, "y es un trato. "Chango estuvo de acuerdo y los Ibeyis le dieron todos sus dulces y pasteles.

Chango esparció la comida alrededor del árbol y, mientras los animales salvajes estaban ocupados comiéndolos, subió a la cima y dejó caer la bolsa con el dinero de Obatalá hasta los gemelos.

No se vio a Changó durante un mes. Los Ibeyis tuvieron un festín.

Notas:

Los Ibeyis son gemelos idénticos que representan fortuna, buena suerte y prosperidad. En todas las ceremonias, sus imágenes siempre están atadas juntos para evitar su separación. Si se separan, todos su poder para traer buena suerte desaparece.

Son bromistas como Elegua, pero, a diferencia de él, nunca hieren a nadie.

No bajan durante las ceremonias para poseer a nadie si no que sus bailarines bailan para su placer y honor imitando los pequeños saltos y gestos que hacen los niños muy pequeños mientras juegan.



0 Comments:

Publicar un comentario

.