.

martes, 31 de agosto de 2021

LA SANTERIA EN LA ACTUALIDAD


Santería es el nombre común que se le da a la religión de África Occidental, especialmente la Yoruba, tal como se manifestaba entre los esclavos africanos traídos a la fuerza a las islas del Caribe durante los siglos XVIII y XIX. 

La religión africana sobrevivió al adoptar una superposición de sus creencias ante las de la iglesia católica romana. Su nombre deriva de la identificación de varias deidades africanas, los Orishas, ​​con los santos católicos. 

Los practicantes pensaban en su fe como el Reino de los Orishas (Regla de Ocha). Los blancos, veían lo que consideraban un énfasis y una devoción exagerada a los santos, y llamaron a estas prácticas religiosas Santería. 

La santería también se conoce como Regla Lucumí (de Lucum, que es el idioma yoruba como se habla en Cuba y Estados Unidos).

Entre los Yorubas y otros pueblos relacionados, el panteón de divinidades está encabezada por Olorun, el Dios Supremo. Como es un poco accesible, se presta más atención a los Orishas, quienes son vistos como los creadores y deidades de la Tierra y responsables de  dirigir la vida humana. 

Entre los Orishas, están Ogun, el dios de los metales, y Eshú, generalmente asociados con los métodos de adivinación. 

Además, algunos antepasados ​​han alcanzado el hecho de estar considerados popularmente como seres divinos, como Changó, rey yoruba elevado a la categoría de Orisha después de su muerte. 

En la religión Santera, Changó fue identificado como Santa Bárbara, Babalú Ayé se convirtió en San Lázaro, y Eleggua o Elegba se convirtió en San Antonio (la identificación se basa en facetas de la vida humana con los que el santo estaba asociado).

Los Orisha, en santería,  son vistos como fuentes de poder; son invocados en ceremonias en las que la gente queda poseída con la deidad, y cuando hablan por medio de los poseidos se ven como comunicaciones de esa deidad en particular.

La santería operó como religión clandestina durante los tiempos de la esclavitud, pero en la última mitad del siglo XX reclamó públicamente la primacía de sus raíces africanas. Fué suprimida durante las primeras décadas del régimen de Castro en Cuba, aunque disfrutó de una relajación de las restricciones a la religión en la década de 1990 y reafirmando su herencia africana, ha conservado elementos de la religión católica romana popular, como por ejemplo el ofrecimiento de velas con imágenes de los santos en altares personales.

El liderazgo en la santería está descentralizado. Líderes masculinos (sacerdotes) se conocen como santeros (o Babalochas), y las mujeres (sacerdotisas) como santeras (o Iyalochas). No hay escuelas ni seminarios, las enseñanzas se llevan a cabo  contando con santero o santera experimentado. Antes de la iniciación al sacerdocio, se entra en un período de  soledad.

A lo largo del siglo XX, con el movimiento de Indios occidentales a América del Norte, la Santería ha aparecido en muchos centros urbanos, siendo su presencia visible en las muchas tiendas  botanicas, comercios que venden los suministros religiosos utilizados en la práctica de la religión, que se puede encontrar en las comunidades de habla hispana. Además, en América del Norte, con un clima de libertad religiosa y pluralismo, hay más centros públicos de la fe en los orishas,  se ha hecho más popular. Posiblemente el más visible sea el centro de Santería Americana, la Iglesia de Lukumi Babalú.

Fue un tema tratado en la Corte Suprema de 1993 un caso sobre las prácticas de la iglesia relacionado con el sacrificio de animales, que había sido ilegalizado por la ciudad de Hialeah, un suburbio de Miami.

El Ministerio de Teología Africana se ha convertido en un importante lugar de peregrinación para los afroamericanos y se ha despojado cada vez más de su pasado como santería y emerge de nuevo como religiosidad Yoruba.

Se desconoce el número de seguidores de la Santería, su naturaleza semisecreta y la forma compleja en que se mezcla con el catolicismo romano dificulta la realización de estimaciones. Tiene sus centros más fuertes en Puerto Rico y Cuba, pero tiene muchos seguidores en los Estados Unidos, especialmente en Miami, la ciudad de Nueva York y el sur de California. 



0 Comments:

Publicar un comentario

.